Alqosh, la última ciudad cristiana

La llanura de Nínive ha caído en manos de Estado Islámico, las principales ciudades cristianas están bajo su control, pero queda una ciudad en la que todavía repican las campanas de la iglesia, una ciudad donde la vida de fe continúa, una ciudad donde los cristianos todavía pueden rezar.

JAUME VIVES VIVES/- El 7 de agosto de 2014 parecía que iban a perderlo todo, la gente empezó a huir a otros pueblos de la zona. Había mucho miedo. Por las noticias habían escuchado las masacres de Sinjar y temían que a ellos les ocurriera lo mismo. Alqosh se quedó vacío.

“La gente estaba muy confundida, el pánico se apoderó de la ciudad. Vi muchos accidentes de coche, los nervios traicionaron a muchos conductores” nos explica Ayid Yousif, padre de familia.

Foto: Javi Carreras
Foto: Javi Carreras

“Todavía recuerdo aquel día, aunque el miedo ha borrado muchos de mis recuerdos. Nos fuimos con mi familia por la mañana. Mi mujer me explica que durante las dos horas que estuvimos huyendo en coche no dije una sola palabra. Todavía me cuesta dormir por las noches cuando recuerdo ese día” dice Yousif.

Alqosh ha sufrido muchos ataques a lo largo de los años pero sus habitantes creen que Dios tiene especial predilección por su pueblo. “No es la primera vez que ante una inminente ocupación de nuestro pueblo se produce un milagro que nos salva” dice el padre.

A los 20 días de su huida parecía que el frente se había estabilizado en Talesskef, así que gran parte de sus habitantes volvieron a sus casas. Ahora se encuentran a 5 minutos en coche de Estado Islámico.

Foto: Javi Carreras
Foto: Javi Carreras

En el monasterio Virgin Mary de Alqosh el P. Gabriel explica que: “Somos la comunidad más antigua de Irak y ahora nos están echando de nuestro país” pero “desde que nos persiguen, nuestra Fe en Dios ha crecido”.

En quien sí han perdido la fe es en el hombre, “nadie nos ayuda ni se preocupa de nosotros, hemos sido abandonados” sentencia el sacerdote.

Pero a pesar de todo el P. Gabriel tiene una cosa clara: “En Irak falta una luz, y esa luz somos los cristianos, no podemos dejar esta tierra”.  Alqosh es parte de esta luz que todavía brilla en Nínive.

Foto: Javi Carreras
Foto: Javi Carreras

Lo mismo piensa el P. Gaussian, secretario del Obispo de Alqosh: “Hoy hemos celebrado la Primera Comunión de 130 niños venidos de las ciudades de Nínive tomadas por Estado Islámico. Ha sido un día lleno de esperanza, ver a tanta gente rezando en la iglesia reconforta”.

No saben cuánto tiempo podrán seguir en Alqosh, tampoco saben si Estado Islámico algún día les arrebatará su vida. Algunos quieren marchar, otros prefieren quedarse. Pero en cualquier caso, a día de hoy,  Alqosh sigue siendo “una luz” que ilumina la llanura de Nínive, un brote de esperanza donde parecía que todo estaba perdido, el único lugar donde todavía hoy se oye el repicar de las campanas.

Anuncios

Un comentario en “Alqosh, la última ciudad cristiana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s